miércoles, 14 de junio de 2017

Tremendo planchazo



     Muy buenos días lectores y bienvenidos una vez más a Decídete a leer📖.

     En el día de hoy quiero hablaros sobre el último libro que he leído, y por qué no decirlo, que me ha dejado un regusto bastante amargo. Se trata de Escrito en el agua, la nueva novela que ha publicado la autora de La chica del tren, Paula Hawkins. 



      Creo que puedo afirmar que la mayoría de aquellos que leyesen La chica del tren hace tan solo dos años, estarían deseando disfrutar de la nueva novela de su autora. Al menos era mi caso, y no sé si es que tenía las expectativas muy altas o qué, pero siento que me he pegado un enorme batacazo. No es que sea algo horrible que no puedas coger ni con pinzas, no. Es una novela fácil de leer, entretenida, pero que se aleja mucho del thriller psicológico al que nos acostumbró Paula Hawkins en La chica del tren.

     Escrito en el agua se centra en la historia de una serie de mujeres que aparecen ahogadas en extrañas circunstancias en la localidad de Beckford. Nel Abbott, la última de ellas, estaba obsesionada con dar a conocer al mundo los detalles de las muertes de estas mujeres, lo que provoca que acabe en el fondo de la Poza de las Ahogadas. ¿Qué es lo que les sucede a las mujeres de esa localidad? ¿Qué es lo que le sucedió a Nel Abbott?

     Partiendo de esta premisa, podríamos esperar una gran novela de misterio e intriga, un thriller sorprendente que nos mantuviese con los ojos continuamente pegados al libro. Si a eso le sumas que Paula Hawkins intenta incluir elementos paranormales a lo largo de la narración, obtienes un caldo de cultivo perfecto para crear una novela de misterio que suponga un quebradero de cabeza para el lector.

Nada más lejos de la realidad, la novela no consigue crear un ambiente de misterio y suspense. Las piezas del puzle se nos van desvelando con cada intervención de los personajes y a mitad de la novela ya nos podemos figurar qué es todo lo que se cierne sobre la muerte de Nel Abbott. La trama no sorprende, lo que debería ser el principal requisito en una novela de suspense queda relegado a un segundo o tercer plano. En mi opinión, Hawkins se limita a contar la historia, en vez de mantener al lector intrigado hasta el final.

La historia de la Poza de las Ahogadas debería servir de eje sobre el que girase toda la historia, pero no es así, se nos describe de forma muy superficial, acompañada de unos personajes planos con los que no logras empatizar. Me costaría bastante señalar alguno que me hubiese gustado de verdad.
La estructura es muy similar a la de La chica del tren, encontramos varios personajes que proporcionan su propia visión de lo que sucede a lo largo de la historia, solo que en esta ocasión, encontramos un número mayor y las historias quedan muy abiertas, no se termina de profundizar en ellas, lo que provoca que el lector no se crea al personaje.
Me gustaría meterme más de lleno en este tema, pero no puedo hacerlo sin caer en spoiler.

     Aunque sea una visión muy negativa de la novela, es simplemente una opinión personal, no dudo que haya gente a la que le haya maravillado el libro, pero no es mi caso. Puede que esperase algo similar a su anterior novela y que simplemente me haya visto defraudado. Si queréis que os dé opinión, leed El guardián invisible de Dolores Redondo, tiene una trama muy similar y se os quedará un mejor sabor de boca.

     Un saludo a todos y hasta la próxima 😊.