lunes, 10 de abril de 2017

Reseñas de febrero y marzo



     Buenos días y bienvenidos de nuevo a Decídete a leer.

     En el post de hoy os traigo unas cuantas “reseñas” sobre los libros que he leído en el mes de febrero y marzo. Como ya os dije, no son gran cosa, así que he decidido unirlas en único post para que el contenido fuese un poco más contundente.

     El primer libro del que quiero hablaros es El asesinato de Sócrates de Marcos Chicot. Esta novela quedó finalista en el Premio Planeta 2016 por detrás de Todo esto te daré de Dolores Redondo. 
Bueno, antes de comentar nada quiero decir que pensé que se trataría de una novela ficticia con tintes históricos y resultó ser una novela histórica con tintes ficticios, lo que provocó que me resultase un tanto tosca al principio.

     A pesar de que Chicot utiliza un lenguaje sencillo, se arma de una gran cantidad de tramas que suceden de manera independiente y que se van uniendo lentamente, haciendo que resulte más complicado empatizar con los personajes hasta bien avanzada la historia. Atendiendo al título de la novela, podría pensarse que toda ella gira en torno a la figura de Sócrates, pero en realidad éste actúa como personaje enlace o intermediario entre las diferentes tramas que nos encontramos en la historia. Uno de los personajes que mayor importancia tiene en la novela es el de Aristón, el cual me sorprendió por la gran brutalidad con la que le caracteriza Chicot, he de admitir que a medida que iba leyendo deseaba con más fuerza que acabasen con él. Se trata de un personaje despreciable y a mi entender el mayor acierto del autor en toda la novela, es gracias a él que encuentras una motivación para seguir leyendo. Por otro lado, destaca el personaje de Perseo, el héroe de esta historia, un hombre que tiene que superar una gran cantidad de obstáculos a lo largo de su vida. Será la antítesis de Aristón. No quiero aventurarme a contaros nada más por si tenéis pensado leer la novela, si es así, os recomendaría cogerla con calma y tiempo ya que consta de casi 800 páginas.

     El segundo libro que leí el mes de febrero fue La vuelta al mundo en 80 días de Julio Verne. En este caso me llevé un poco de decepción ya que, al leer el libro tuve la sensación de no descubrir cosas nuevas que no conociese ya por sus adaptaciones en series o películas.  En la novela encontramos una paradoja que es lo que dota a la historia de un mayor encanto. Se nos presenta a Phileas Fogg como un personaje que tiene todo perfectamente calculado, un hombre recto, un gentlemen de la alta sociedad inglesa al que no se le escapa ningún detalle, pero al final de la novela, la trama se resuelve debido a que Fogg ha tenido un error en sus cálculos y han podido regresar a tiempo para ganar su apuesta de recorrer el mundo en 80 días. Me pareció un buen recurso que contrasta con la descripción que se nos ofrece durante toda la novela del personaje principal.

     En tercer lugar, me decidí a leer El guardián invisible, la primera parte de la trilogía del Baztán de Dolores Redondo y que se estrenó en cines el mes pasado. Esta novela aúna el misterio y la intriga con lo paranormal. Me pareció una novela entretenida, fácil de leer y en la que encontramos una gran cantidad de figuras de la mitología vasca que enriquecen la lectura. En ella se nos narra la historia de Amaia Salazar, una inspectora de homicidios que tendrá que dar caza al asesino en serie que atemoriza a las jóvenes de Elizondo. A esto debemos sumarle el trauma personal que reaparece en Amaia al volver a su pueblo natal y que hace que la investigación se complique cada vez más. Me gustaría haber visto la película para poder compararla con el libro, pero aún no he tenido la oportunidad.

     Como punto menos importante, decir que releí de nuevo La Metamorfosis de Franz Kafka para la clase de literatura. Es impresionante cómo después de haberla leído por tercera vez sigo descubriendo cosas nuevas que no había apreciado en las anteriores lecturas, además, al comentarla con los compañeros de clase te das cuenta de las diferentes visiones que tiene la gente sobre esta novela y los diferentes puntos de vista desde los que puede ser abordada. Es un libro que no puede quedar en la lista de pendientes de ningun lector.

     Por último, leí Cuando me veas, el último libro publicado por la escritora de fantasía Laura Gallego. He de decir que había escuchado maravillas de la forma que tiene Laura Gallego de escribir, orientada siempre a un público juvenil. No había leído hasta entonces ninguna de sus novelas y con esta no se me ha quedado un buen sabor de boca. Me pareció que la historia que nos cuenta no tiene un atractivo más allá de que la protagonista tiene la capacidad de volverse invisible. Lo leí y quedé desencantado, puede que tuviese las expectativas muy altas con esta autora y con esta novela no llegó a transmitirme todo lo que esperaba de ella. Tuve la impresión de que la historia era muy simple, y que podría haber sacado mucho más partido al personaje de Valentina. Como punto positivo, destacaría la importancia que se le da a la multiculturalidad durante la obra, además de la lucha de la autora contra los clichés racistas que siguen existiendo en nuestra sociedad. Estoy seguro de que volveré a leer algo de Laura Gallego y que me quitará el regusto amargo que me ha dejado con esta novela.

     Espero que os haya gustado el post e igual tenéis alguna opinión distinta de la mía, si es así estaría bien que la dejaséis en los comentarios. Pronto os subiré un nuevo relato para que podáis leerlo, así que atentos a la próxima publicación.

     Un saludo.